La Revista de Las Familias de Los Cabos

El tipo de relación que no te conviene

El tipo de relación que no te conviene

Hay relaciones sentimentales a partir de la adolescencia que son maravillosas o que pueden significar un peligro en tu vida. En la etapa de la adolescencia el amor se vive con tanta intensidad, que es difícil diferenciar entre verdadero amor u obsesión. Este artículo va dedicado a todos aquellos que se han obsesionado por una relación que no tiene y ni tendrá nada bueno.

Se supone que el noviazgo es una etapa dorada en donde se enamoran dos personas y sólo existe el buen trato, el amor, la comprensión, el respaldo y sobre todo respeto. Pero cuando no hay eso, entonces es obvio que algo anda mal y la recomendación es no continuar con esa relación.

Nadie busca una pareja para poder sufrir y salir lastimado… todos buscamos una pareja para ser amados y felices.  Si tu novio o novia te trata de manera inadecuada, ¿qué sigues haciendo con esa persona? Es un error pensar que esa persona cambiará algún día. Eso definitivamente no será. Y mientras esperas que cambie, sufrirás más.

Valorarte es lo primero que te recomendamos hacer para darte cuenta de que eres un ser humano, y como tal, mereces ser feliz y tener amor. No tienes por qué permitir que alguien te haga sentir mal. Cuando soñaste con una relación de novios, no te imaginaste sufriendo y llorando, sino feliz y en plenitud. Lee estos signos de una mala relación, y si alguno de ellos es parte de tu relación, cuidado.

Signos de una mala relación para que salgas corriendo:

  • No te demuestra interés. Y si le reclamas, finge un interés falso y fugaz.
  • No siente compromiso contigo; y lo notas porque deja en tus manos el progreso de la “relación”. Es decir, depende de ti que hablen, que se vean, que haya detalles, etc.
  • Es infiel. Una persona infiel carece de valores y principios porque se maneja con la mentira, el engaño, la deshonestidad y el egoísmo. Son personas que ocultan mucho de sí mismas y son inseguras; alguien así no traerá nada bueno a tu vida y sí te dará mucho sufrimiento. Además se pone en riesgo tu salud porque el infiel tiene intimidad con otras personas además de ti, ya sea por besos o contacto sexual. Muchos jóvenes han presenciado la infidelidad de sus padres desde niños y consideran que es normal hacerlo ellos también a los demás. Aléjate de personas así.
  • Haz sentido humillación por sus acciones. Si sabes que no te quiere, ¿por qué sigues e insistes en esa relación? Si tu autoestima es baja, su indiferencia será para ti un reto y una obsesión que traerá más sufrimiento.
  • Has recibido maltrato verbal o físico. Nunca dudes si debes aceptar o perdonar cualquier tipo de maltrato. Jamás sientas que tuviste la culpa; el abusador hace sentir culpable a la víctima para ser perdonado. Una sola vez basta para terminar una relación destructiva que dañará tu vida y la de tu familia. Una persona violenta es peligrosa y requiere atención profesional psicológica lejos de ti. Recupera tu amor propio y libérate de esa mala relación.

Si te das cuenta que elegiste mal a la persona con la que andas, no te preocupes, rescata el amor hacia ti mismo y termina esa relación con la ilusión y la seguridad de que hay muchas personas dispuestas a amar de verdad y traer a tu vida alegría y seguridad. Sólo es cuestión de elegir bien y darte cuenta de quién es para ti verdaderamente.

Una frase que no debes olvidar…. Lo que ves y aceptas en tus noviazgos es lo que tendrás en tu matrimonio y toda tu vida.

Alejandro Gavet